Chistes de Jaimito

 

 

Chistes para niñosChistes de Jaimito

 

En la clase de Jaimito la maestra les dice una tarde a sus alumnos que se tienen que portar muy bien porque el director iría a visitar la clase.
Les pide concretamente que no digan:
- Maestra: ¿puedo ir al baño a orinar?
Sino que digan:
- Maestra:¿ puedo ir a cortar una flor?
Pues suena más bonito y eso impresionaría al director. Llega la hora, y el director entra y se sienta, los niños empiezan a decirle a la maestra:
Juanito:
- Maestra: ¿puedo ir a cortar una flor?
María:
- ¿Maestra: puedo ir a cortar una flor?
Pablito:
- ¿Maestra: puedo ir a cortar una flor?
Y salta Jaimito y dice:
- Maestra, ¿me presta papel para limpiarme el florero

El profesor repartiendo las notas: Luisito un diez. Pedrito un ocho. Juanito un seis. Jaimito un cero. Oiga profe. Y por que a mí un cero? Por que te has copiado el examen de Pedrito. ¿Y Vd. como lo sabe? Por que las cuatro primeras preguntas, están iguales, en la última pregunta Pedrito respondió "Esa, no me la sé" y tu has puesto "Yo tampoco".  

La maestra pregunta a Jaimito ¿Como mato David a Goliat? Con una moto ¿Como con una moto? Será con una honda- ¡Ahhh!,¿Pero quería usted la marca?

Jaimito a su madre embarazada: A los tres meses: Oye mamá, porqué tienes la barriga hinchada ? Su mamá: (sin saber como explicar lo del sexo) No te preocupes hijo, es sólo un aire que tengo atrevasado en el estómago. Jaimito aún no convencido se larga de allí. A los seis meses: Mamá, ¿ por qué te está creciendo más la barriga ? Su mamá: por la misma razón que te dije antes hijo, son aires estomacales. Jaimito definitivamente no cree en ese cuento pero se va. A los nueve meses: ¿Y ahora que te pasó ? Su mamá: Ya te dicho antes la razón, pero ya hoy se solucionará. Luego del parto de la madre, Jaimito entra al retén a conocer a su nuevo hermanito y lo ve y dice: Hola, pedoo !

Jaimito está llorando en la acerea y un borracho se le acerca y le pregunta: ¿Jaimito y por qué lloras? Es que mi abuela se cayó del edificio y ahora esta en el cielo. ¡Andaaaaaaa si que reboto la abuela!

A ver Jaimito, ¿Cuántos habitantes hay en la tierra? Cinco millones... No, hombre, no, muchos más! Siete millones... Que no, Jaimito, muchos más!! Nueve millones... QUE NO HOMBRE, DI UNA BURRADA!!!! Pues..., ¡¡Me cagüen tu madre!!

La maestra en la escuela de Jaimito: A ver, mañana me traéis todos un objeto relacionado con la medicina. Al día siguiente: A ver, Manolito, que has traído?. Pues unas tiritas señorita. A, muy bien, ¿quien te las ha dado? Mi mamá. ¿Y qué te ha dicho? Que sirve para curar las heridas y los golpes. Muy bien, Manolito. A ver, tu, Jaimito, ¿Que has traído? Una bombona de oxígeno. Ahhh, que bien, ¿quien te la ha dado? Mi abuelito, señorita. ¿Y que te ha dicho? que me ahogoooooo....

 En una escuelita rural, todos los alumnos llegan tarde a clase. El profesor Marcelo Enri les pregunta... A ver Rubencito... ¿por qué llegaste tarde? Y porque cuando venía, mi caballo se tropezó con una piedra y se cayó. Tuve que venir caminando. ¿Y vos Javiercito? Y yo venía en mi caballo y apareció una piedra y.... ¿Y vos Eduardito? Lo mismo profe. ¿Y vos Jaimito?. No me me hagas el cuento ese del caballo porque se que no tenés. No profe. A mi me trajo mi viejo en auto, pero con tantos caballos que habían tirados por el camino...

Jaimito, dime el principio de Arquímedes! La "A", Maestra

Jaimito, dime dos pronombres. -¿Quién, yo? -Muy bien

Llega Jaimito de la escuela después de haber presentado sus exámenes finales y el papá le pregunta:A ver Jaimito, ¿Cómo te fue en los exámenes?Papi, no se, pero los maestros que me evaluaron eran muy religiosos.¿Por qué Jaimito? Pregunta el papá.Porque cuando corregían el examen solamente exclamaban "Ay Dios mío", "Santísimo", "Madre de Dios".

La profesora le pregunta a Jaimito: Jaimito, dígame rápidamente cuánto es 5+8.Jaimito le contesta 23, la profesora le dice indignada:¡Cómo es posible que no sepas! ¡Son 13! ¡Que niño más ignorante!Y Jaimito le responde:¡Usted me pidió rapidez, no precisión!

Estaba Jaimito en la escuela, y la maestra siempre acostumbraba a preguntarles a sus alumnos en qué iban a la escuela:Pablito, dime, ¿En qué viniste a la escuela?Mi papá me trajo en su Ferrari, maestra.¿Y tú, Carlitos?Mi mamá me dejó en su Jetta, maestra.¿Y tú, Jaimito?En mi bicicleta, maestra.Y todo los días era lo mismo, y cada vez que Jaimito decía que iba en su bicicleta, todos los niños se burlaban de él.Un día llega Jaimito a la casa y le dice a su mamá:Mamá, mamá, yo no quiero ir más a la escuela, porque cada vez que la maestra nos pregunta en qué fuimos, yo digo en mi bicicleta y todos los niños se burlan de mí.Pero no seas tonto, Jaimito, ¿Por qué no dices que fuiste en un Mercedes?Al otro día la maestra hace las mismas preguntas, y cuando llega el turno de Jaimito,¿En qué viniste a la escuela?En un Mercedes, maestra.¿Y por qué llegaste tan tarde?Pues, porque se me salía la cadena a cada rato, maestra.

A ver, Jaimito, si en un bolsillo tienes 10.000 pesetas y en otro 34.000 pesetas, ¿Qué tienes en total? Pues los pantalones de otro.

Jaimito le pregunta a la maestra: Maestra, ¿usted me castigaría por algo que yo no hice? Claro que no, Jaimito. Ahh, pues que bueno, porque yo no hice mi tarea.

Esto es una clase en la que la profesora dice que van a estudiar las onomatopeyas. Entonces, la profesora dice: Tu Juanito, dime una frase con una onomatopeya. Juanito dice: Llegué a casa y el gato me dijo miau, miau. Muy bien, dice la profesora. Ahora tu Alfonso. Fui al pantano y la rana dijo croac, croac. Muy bien, ahora tu Jaimito.Iba por un callejón me encontré a un camión de frente y dije:¡Oh, no m'atopella!

El profesor le entrega a Jaimito una pata de pájaro y le dice: Viendo esta extremidad, dígame la familia, el género y la especie del animal, así como sus costumbres migratorias y el número de crías por nidada. Pero, ¿Cómo le voy a decir todo eso con una sola pata?¡Está usted suspendido!A ver dígame su nombre y apellido.Jaimito se quita un zapato, le enseña el pie desnudo al profesor y le dice: Adivine..

Jaimito estaba andando en bicicleta cuando pasa por frente de la iglesia, en eso lo alcanza a ver el cura del barrio y le dice:Ven Jaimito, hace mucho que no vienes a la iglesia, vamos a rezar un "Padre Nuestro".Jaimito con cara de preocupación le contesta:No padre, no puedo, me van a robar la bicicleta.El padre lo toma de la mano y le dice:Pasa hijo, el Espíritu Santo te cuida la bicicleta.Una vez terminado el "Padre Nuestro", Jaimito dice:En el nombre del Padre, del Hijo, amén.El cura lo mira y le dice:No Jaimito, ¿ya te has olvidado de orar?, a ver, repítelo de nuevo.
En el nombre del Padre, del Hijo, amen.Nooooo, dice desesperado el cura al ver que Jaimito insistía con lo mismo.Dices en el nombre del padre, del Hijo, Amén, ¿y el Espiritu Santo?A lo que Jaimito lo mira intrigado y responde:¿Ya se olvidó que me está cuidando la bicicleta?

Le dice la profesora a Jaimito:Jaimito, dime una palabra que tenga la "m".Y le dice Jaimito:Sartén.
La profesora le pregunta:Jaimito, ¿dónde lleva sartén la "m"? Y le dice Jaimito:¡En el mango!

Extrañada de que su hijo regresara tan temprano de la escuela, la mamá de Jaimito le interroga: ¿Por qué llegaste tan temprano de la escuela, hijo?Es que fui el único que pude contestar una pregunta. ¡Muy bien, Jaimito! ¡Eres un niño tan estudioso! ¿Y cuál fue la pregunta? ¿Quién le tiró el borrador al Director?

 Resulta que a Jaimito y a toda la clase le mandan a realizar una composición sobre el día de la madre con la expresión: ¡Madre solo hay una! Pues bien, al día siguiente todos los muchachitos llevan su composición y la maestra dice: A ver Luisito léame su composición. Luis declama: Iba yo cabalgando sobre mi potro salvaje que se desboca y mi madre me toma sobre sus brazos y me salva, porque: ¡Madre, solo hay una! La maestra vuelve y dice: María léame el tema de su composición. A lo que María responde: Las olas en la playa estaban agitadas y me hundí en sus profundidades, de repente la mano salvadora de mi madre me llevó a superficie, porque: ¡Madre solo hay una! A ver Jaimito, dígame su composición. Ibamos mi madre y yo por el seco desierto cuando atisbamos unas carpas de un campamento árabe, sedientos nos acercamos a una de las tiendas y entramos. En ella había una nevera la cual abrí y ví una coca cola que quedaba en el fondo y dije: ¡ madre, solo hay una!

Jaimito le dice a su padre: Papá, papá, no quiero ir al colegio.¿Por qué Jaimito?Primero, tengo sueño.Segundo, me aburro.Tercero, se ríen de mí.¡Pues, tienes que ir! Primero, es tu obligaciónSegundo, tienes 37 años.Tercero, eres el director del colegio.

Le dice la profesora a Jaimito: Jaimito, dime todas las formas verbales del verbo nadar. Y Jaimito dice gritando: YO NADO, TÚ NADAS...
Y la profesora le dice:
-Más bajito, Jaimito.Y Jaimito dice:
-Yo buceo, tú buceas...

En una clase la profesora manda a los alumnos escribir una carta como si fueran el presidente, todos se ponen a escribir excepto Jaimito. La profesora le pregunta:
-Jaimito, ¿Por qué no estás escribiendo la carta?
-Porque estoy esperando a mi secretaria.

Le dice la madre a Jaimito:Vamos a ir a visitar a una amiga mía que ha tenido un bebe, pero ha nacido sin orejas, así que no digas nada.Cuando ya terminan la visita, le dice la amiga a Jaimito:Bueno, ¿no tienes que decirme nada?Y Jaimito responde:Sí, que Santa Lucia le conserve la vista, porque como le tengan que poner gafas se las van a tener que sujetar con chinchetas.

Jaimito, ¿tú no rezas antes de comer?
-No, mi madre es buena cocinera.

Le pregunta la profesora a Jaimito:A ver Jaimito, ¿Qué es un caníbal?No sé profesora.A ver, ¿Si te comes a tus padres que eres?
-Huérfano, maestra, huérfano
.

| 1 | 2 | Siguiente

Chistes para niños l Chistes de Animales

 

Halloween

 

Bookmark and Share

Comentários de los visitantesPekegifs

Colorear onlineCuentos infantiles
Juegos para chicasDibujos para colorear



Bookmark and Share






Descubre Pekegifs







© 2004 - 2014 www.pekegifs.com Todos los derechos reservados l Pekegifs Marca Registrada numero 2.751.452 l
Contacto l Contacto Administrativo l Aviso Legal Políticas de privacidad l Renuncia Legal