Pagina infantil y juvenil. Recursos para niños


DIEZ POSIBLES SITUACIONES EMBARAZOSAS CON TUS PADRES

Las vidas de dos buenos amigos (ROBIN WILLIAMS y JOHN TRAVOLTA) se ven trastornadas cuando, inesperadamente, les cargan con el cuidado de unos mellizos de siete años. Seguro que este encargo va a estar lleno de risas y lágrimas, pero nos preguntamos si estos nuevos guardianes cometerán el pecado capital que suelen cometer los padres: hacer que sus hijos se sientan avergonzados de ellos. Hemos reunido una serie de situaciones que un padre debe evitar cuando está tratando de apuntarse un tanto a favor con sus hijos.

1.Por regla general, a los niños (especialmente los adolescentes) no les gusta que sus amigos les vean con sus padres, y es peor aún si llevas puesto un modelo que tienes desde hace veinte años. Y, lo siento, pero no ayuda decir: “Este tipo de traje nunca pasa de moda”. Lo más probable es que el traje ajustado de esquiar color turquesa que te has puesto ya no mole.

2.Para seguir, no montes un número sobre lo que llevan puesto ni trates de arreglarles el pelo en público: ¡Queda de pena! Y sí, se supone que tiene que estar revuelto.

3.Vale, y ahora para llevarles al colegio. Por favor, no aparezcas con nada de esto: con rulos en la cabeza, con el chándal, pijamas, chalecos (para los padres), pantalones súper cortos que marquen todo (para las madres) o coches que den el cantazo (prefieren ir en bici)…

4.Y hablando de esto, si vas a llevar a un amigo de tus hijos a algún sitio es recomendable sintonizar una cadena de radio popular o no poner música. Ir bailando al ritmo de las melodías de Elvis Presley o poner el musical ‘Cats’ a todo volumen no va a hacer que quedes bien. Déjalo para cuando estés en casa… Solo.

5.Y, delante de sus amigos, evita las despedidas largas y emocionales. Sobre todo cuando estén con su ‘pareja’. Lo único que conseguirás es que lleguen a casa más tarde de lo normal… ¡ES UN HECHO!

6. Sabemos que te parece que tus hijos están monísimos vestidos todos igual: ‘¡No están encantadores con esas blusas rosas!’, oyes decir a tus amigas. Confía en lo que te decimos: en ese momento tus hijos van a quedar traumatizados para toda la vida.

7.Además están las delicadas situaciones de las reuniones y fiestas familiares con alto consumo de alcohol. En serio, haznos caso, el baile robot ya no está de moda. Ni les gusta tampoco que empieces a contar que nunca pensaste que se casarían…

8.Ni existe excusa alguna para que saques viejos álbumes de fotos y te pongas a decir: ‘¡Mira que guapo era de pequeño…!’.

9.Sabemos que es difícil verles marchar y que a veces los animales domésticos se convierten en sus sustitutos. Ahora bien, a tus hijos no les interesa saber cuantas veces el perrito va al baño, ni que hables a los animalitos como si fueran bebés y especialmente que les cuentes a sus amigos que la pequeña Kika es como el hijo / hija que nunca tuviste. Y sí, de vez en cuando, a tus hijos todavía les gusta que les prestes atención (da igual la edad que tengan) y, preferiblemente, que no tengan que compartirla con Kika...

10.Y finalmente, si quieres hacer algo con ellos no se te ocurra llevarles a un concurso de jotas. Un par de entradas para el cine sería mucho mejor. Y ya puestos, ¿Por qué no ir a ver la última comedia de ROBIN WILLIAMS y JOHN TRAVOLTA DOS CANGUROS MUY MADUROS? ¡Eso suena a diversión asegurada!

Volver

Valoración de los usuarios

Volver al menu Peliculas

Página principal