Pagina infantil y juvenil. Recursos para niños


UNA LECCIÓN SOBRE CÓMO SER PADRES
PARA Robin Williams y John Travolta

En la nueva comedia Dos canguros muy maduros las vidas de dos buenos amigos, Robin Williams y John Travolta, se ven trastornadas cuando les cargan con el cuidado de unos mellizos de siete años. Ni Dan (Williams) ni Charlie (Travolta) saben lo que es ser padres y pronto las cosas se ponen difíciles. Es una advertencia de lo que puede pasar cuando no tienes una casa a prueba de niños y lo que debes hacer para acostumbrarte a sus hábitos y conductas cuando tienes que compartir tu entorno con ellos.
Claro que Dos canguros muy maduros es sólo una película, pero desafíos de este tipo existen también en la vida real. Especialmente a la hora de ser padre, es mejor si lo haces bien desde el principio o, al menos, si evitas algunos de los errores más comunes y también los que no son tan comunes. Teniendo esto en cuenta, hemos preguntado a algunos padres que nos digan cuales son las cosas que se deben hacer y las que no se deben hacer para ser el mejor padre posible. Si los protagonistas de Dos canguros muy maduros hubieran leído esto antes de que aparecieran los mellizos…

PASA TIEMPO CON TUS HIJOS
Igual que cualquier padre de hoy en día, seguro que trabajas mucho y cuando llegas a casa estás cansado y quieres relajarte, y los fines de semana sueñas con levantarte una hora más tarde. Pero lo que más aprecian los niños es que sus padres pasen tiempo con ellos y les presten atención. Durante la semana, al llegar a casa pregúntales que han hecho ese día e invierte unos minutos en ayudarles con los deberes o leerles un cuento antes de dormir. Los fines de semana planea al menos una actividad para hacer juntos.

ESTABLECE CIERTAS NORMAS
Los niños generalmente se sienten más seguros y felices cuando tienen algunas reglas para seguir, ya sea la hora a la que tienen que irse a la cama, las tareas que se espera que hagan o el tiempo máximo de televisión y ordenador que tienen cada día. Se firme, pero sin pasarte. Por supuesto, a todos los niños les gusta romper las reglas de vez en cuando y recuerda que no han nacido sabiendo lo que se espera de ellos. Por tanto trata de ser flexible.

NO PIERDAS EL CONTROL
¿Así que los niños te han pintado el papel nuevo de la pared, inundado la cocina cuando jugaban con barquitos en la pila o te han metido una rana en la cama? Respira profundamente y no pierdas el control. ¿Por qué no intentas que limpien lo que han manchado? Y si de verdad te metieron una rana en la cama, ¿por qué no les haces escribir una historia acerca de dónde viven las ranas en realidad?

MUESTRALES CARIÑO
Ya sea porque han tenido un mal día en el colegio, porque se han cortado el dedo o enfadado con su mejor amigo, un abrazo es casi siempre el mejor remedio.

DIVIÉRTETE CON ELLOS
Pon caras raras, cuenta chistes malos, hazles burla, ponte gorros estúpidos, tírate el suelo para jugar con ellos y no te enfades cuando te ganen al fútbol o a las cartas.


NO TE PREOCUPES DE LO QUE LA GENTE PIENSE CUANDO HACES EL TONTO CON ELLOS
(Remítete al punto anterior: “Diviértete con ellos”).

ESCÚCHALES
Las preocupaciones de los niños sobre sus amigos o los exámenes pueden parecer triviales comparadas con las de los mayores: pagar la hipoteca o conseguir un trabajo, pero los buenos padres escuchan a sus hijos cuando tienen algún problema.

LLÉVALES A SITIOS
Lo que más valoran los niños es pasar tiempo contigo y las actividades que podéis hacer no tienen por qué costar mucho. Hay miles de cosas que puedes hacer fuera de casa que cuestan muy poco (o son gratis): ir a un museo, a los columpios, a hacer un picnic en el parque, ir a la piscina o la biblioteca de la zona, ir a dar un paseo, al zoo, a volar una cometa o a montar en bicicleta.

HAZ COSAS EN CASA
Existen incluso más actividades para disfrutar en el hogar: jugar a las cartas, construir un fuerte, ir de camping en el jardín, hacer un pastel o una pizza, una guerra de almohadas, jugar al escondite o hacer un cuaderno de dibujos y recuerdos. Cuando los niños son más mayores puedes alquilar un DVD y hacer palomitas y tener una noche de cine en casa. O enseñarles a jugar al ajedrez, decorar una camiseta o unos vaqueros juntos o crear un blog para estar en contacto con amigos y familiares e intercambiar las últimas noticias.

LEE CON ELLOS
Una manera de pasar un tiempo fabuloso con tus hijos es leyendo juntos. Es divertido, pasáis tiempo juntos y es educativo (pero esto no se lo digas a ellos). Recuerda que los libros favoritos de los niños no tienen por qué ser aburridos y con frecuencia incluyen eructos, mucosidades y otras funciones biológicas. Para ver una selección de libros para niños de diferentes edades, ¿por qué no te acercas a la biblioteca de tu zona?

RECUERDA QUE A VECES HAY QUE DECIR NO
Pero acuérdate de decir sí con frecuencia también.

OFRÉCELES ALTERNATIVAS
A los niños les gusta tomar decisiones y serán más autosuficientes si aprenden a decidir por sí mismos. Pero no les dejes decidir que para el desayuno van a comer una chocolatina y una bolsa de patatas fritas.

HAZLES SABER CUANDO ESTÁS ORGULLOSOS DE ELLOS Y ANÍMALES
Felicítales cuando sacan buenas notas o cuando hacen alguna manualidad y en cuanto a las cosas que les resultan difíciles, anímales por sus esfuerzos para que mejoren poco a poco.

APRECIALES MIENTRAS PUEDAS (Y HAZ FOTOS)
A veces ser padre es un trabajo que no tiene fin, pero aprovéchate mientras puedas. Mientras que el trabajo de la oficina no va a desaparecer de repente, tus hijos sí y un día ya no habrá más obras de teatro del colegio a las que asistir y serán demasiado mayores para embarcarse en una guerra de almohadas o jugar al fútbol en el jardín.

NO ENTRÉIS EN EL ZOO CUANDO ESTÉ CERRADO
Nos referimos a vosotros: Robin Williams y John Travolta… Pero sí podéis ir al cine para ver los líos en los que se meten estos dos actores tratando de hacer de padres en la nueva comedia DOS CANGUROS MUY MADUROS, a partir del 4 de Diciembre en los cines de tu zona.

Volver

Valoración de los usuarios

Volver al menu Peliculas

Página principal